19 ene. 2014

Berenjenas rellenas light

Os traigo uno de esos platos que según se cocinen pueden ser muy ligeros o auténticas bombas calóricas. Y es que hay que recordar que las verduras son muy sanitas, pero si las cocinamos con abundante aceite, las acompañamos de carne picada, las bañamos en bechamel y las gratinamos con excesivo queso, acaban siendo tan o más calóricas que una pizza o un plato de espaguetis a la carbonara. 

A ver, no nos engañemos, las berenjenas rellenas son más buenas cuando optamos por la versión más contundente, pero si estás vigilando la dieta y tratando de hacer "bondad", no tienes porque renunciar a este maravilloso plato. Opta por una versión más light, como la que te propongo, y verás como podrás disfrutar de unas deliciosas berenjenas rellenas sin que tu figura se resienta. 

(Cantidades para 1 ración)

197 Kcal por ración


INGREDIENTES

- Una berenjena pequeña-mediana

- Una lata de atún al natural

- 75g de salsa de tomate triturado

- Una loncha de queso tierno light



PREPARACIÓN 

¿Manos limpias? ¡Empezamos!

1. Lavamos la berenjena, cortamos la parte del rabo y la desechamos. Partimos la berenjena por la mitad y con un cuchillo le hacemos varias incisiones. (Yo no las salo ni las pongo en agua previamente, la verdad es que no me hace falta porque quedan igualmente la mar de buenas, pero si lo sueles hacer ¡adelante!). Introducimos las dos mitades en un estuche de silicona apto para microondas tipo lékue y lo programamos unos 3 minutos a la máxima potencia para que se cuezan un poco al vapor y tarden menos tiempo en hornearse. 

2. Cuidado cuando saques el estuche del microondas y abras la tapa porque saldrá bastante vapor y te podrías quemar. Saca las mitades de la  berenjena y déjalas enfriar. Cuando estén frías, vacíalas y vierte la pulpa en un bol. 

3. Añade el atún y la salsa tomate al bol junto a la pulpa de la berenjena y mezcla bien. 

4. Coloca las cáscaras de la berenjena en una fuente de horno forrada con papel vegetal y rellénalas de la mezcla que hemos hecho con la pulpa de la berenjena, la salsa de tomate y el atún. Introduce la fuente en el horno pre calentado a 180º durante 10 minutos. 

5. Pasados los 10 minutos, parte la loncha de queso por la mitad y coloca cada una de las mitades sobre las medias berenjenas y gratina durante unos minutos hasta que el queso esté bien dorado.

 ¡Listo! ¡A disfrutar de unas berenjenas rellenas que te pesarán muy poco!


2 comentarios:

  1. Buenas tardes Diana. Pues yo te digo que estas berenjenas que nos has preparado tú, no serán contundentes pero con los ingredientes que le has puesto, creo que son todo un manjar. DELICIOSAS
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  2. Gracias Paco! la verdad es que son bien ricas y muy sanitas, así que doblemente buenas! :)

    ResponderEliminar