17 feb. 2014

Enrollados de solomillo y verduras

¡Hola! Hoy os traigo otra de esas recetas que me encantan porque son diferentes, apetecibles, buenísimas y además te cuidan. ¿Quién da más? 

La verdad es qué no sé cómo se me ocurrió esta receta. Quería empezar a experimentar con la pasta brick y fui usando lo que tenía a mano en ese momento. Desde entonces, y de eso ya hace un par de años, la he añadido a mis menús semanales y la consumo con regularidad.

 La mezcla de verduras, el tierno bocado del solomillo, las setas, el queso brie y el toque que le da el chutney de cebolla... Buf! Bueno venga confieso: no os puedo engañar ¡es uno de mis platos preferidos del mundo mundial! Así que espero que os animéis y lo disfrutéis tanto como yo. 


(Raciones para 2 rollitos)

300 Kcal por los 2 rollitos


INGREDIENTES

- 1 hoja de pasta brick

- 100g de solomillo de ternera

- 1 puerro

- 1 manojo de espárragos verdes

- 100g de mezcla de setas en conserva

- 15g de queso brie

- 2 cucharadas de chutney de cebolla (Delishop)

- Aceite de oliva

- Sal


PREPARACIÓN

¿Manos limpias? ¡Empezamos!

1. Lavamos el puerro, retiramos las primeras hoja y el tallo, lo troceamos en julianabien finita y lo ponemos a dorar en una sartén untada con un poco de aceite de oliva. 

2. Mientras se cocina, lavamos los espárragos, los pelamos un poco, les cortamos el tallo y los  añadimos a la misma sartén, si es grande ¡Así ensuciamos menos! Cuando puerro y espárragos estén casi listos los retiramos del fuego y reservamos. 

3. Salpimentamos el solomillo, lo dividimos en dos partes y les hacemos un vuelta y vuelta en la sartén, simplemente para sellarlos pero nos interesa que queden crudos porque se terminarán de hacer en el horno. 

4. Desenrollamos la hoja de pasta brick y la partimos por la mitad. Ya tenemos la base para los dos rollitos. Las mías son circulares, así que me quedan en forma de medios circulos. Si son rectangulares pues más monas quedarán. 

5. En el centro de cada una de las mitades disponemos una primera base con los espárragos, encima añadimos el puerro en juliana, una base de mezcla de setas y la mitad del solomillo. Encima del solomillo agregamos una cucharada de chutney de cebolla y coronamos con un trocito de queso brie. 

6. Enrollamos los laterales de la pasta brick hacia el centro superponiendo un lateral sobre el otro para que el paquetito quede bien cerrado y los sellamos con palillos para que no se abran dentro del horno. 

7. Disponer los dos rollitos en una fuente cubierta con papel vegetal e introducir en el horno precalentado a 180º durante 10 minutos, lo justo para que la carne termine de hacerse, el queso brie se deshaga y la pasta brick se dore. (Veréis que yo no he untado la pasta birck con mantequilla ni aceite. Así restamos calorías y os aseguro que queda igual de deliciosa y crujiente). 

8. Una vez los rollitos estén bien dorados los retiramos del horno. Sacamos los palillos y servimos bien calentitos con el queso deshecho. ¡Buenísimos, de verdad!



2 comentarios:

  1. Si que es diferente, y super bueno que tiene que ser, nunca he probado unos enrolladitos asi, me imagino que con otras verduras igual de rico, un beset
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que lo están! El relleno va al gusto de cada cual. Me encanta la pasta brick! Y creo que este fin de semana me lanzaré a la pasta filo! A ver qué sale! :)!

    Muchas gracias por comentar! Me hace mucha ilusión!

    ResponderEliminar