20 mar. 2014

Fajibab con salsa de yogur

Sí, ¡no me he vuelto loca! Soy consciente de qué un "fajibab" no existe, pero no sabía cómo llamar a esta receta y os explico el por qué: el relleno es el clásico de una fajita mexicana (pollo, pimiento rojo y verde y cebolla), pero como no tenía tortitas de maíz, decidí hacerlos con pan de pita que sí tenía en casa. ¡Al final me quedó un kebab muy mexicano! Jaja! Además, decidí coronarlo con una salsita de yogur muy parecida a la de los kebabs auténticos. ¡Una delicia vamos!

Esta receta es ideal para hacer algo 'especial' el fin de semana, cuando apetece comer algo más informal o cuando no tenemos demasiado tiempo para cocinitas. Además, es bastante sanota y sin duda mucho mejor que los kebabs de restaurante que, aunque están buenísimos, ¡vete a saber qué llevan! Aunque ya lo dicen: ojos que no ven...

(Cantidades para 2 raciones)


INGREDIENTES

- 200g de pechuga de pollo

- 1 pimiento rojo

- 2 pimientos verdes italianos

- 1/2 cebolla

- 4 panes de pita

- Sal

- Pimienta

- Aceite de oliva



- 1 yogur natural sin azúcar

- Ajo en polvo

- Perejil fresco o seco

- Pimienta negra molida

- 2 cucharadas de mayonesa

- Aceite de oliva

- Sal


PREPARACIÓN

¿Manos limpias? ¡Empezamos!

1. En primer lugar preparamos la salsa de yogur (puedes acceder a la receta haciendo clic en el nombre) y la dejamos reposar en la nevera o a temperatura ambiente. 

2.  Vamos a preparar todos los ingredientes del relleno para cuando vayamos a cocinarlos solo tenerlos que ir echando a la sartén. Salpimentamos la pechuga de pollo y la cortamos por la mitad y dividimos cada una de las mitades  en tiras finitas.

3. Lavamos los pimientos (rojo y verde) y les retiramos la parte del tallo, les quitamos las pepitas y los partimos por la mitad a lo largo, luego cada trozo por la mitad a lo ancho y dividimos cada una de estas mitades en tiras finitas. Las introducimos en un recipiente apto para cocción en el microondas con tapa y programamos 4 minutos a máxima potencia. Así quedarán bastante blanditos y no tardarán tanto en hacerse en la sartén. Una vez listos, reservamos.

4. Troceamos la media cebolla en juliana. 

5. En una sartén, con unas gotas de aceite, vertemos la cebolla y la pochamos hasta que esté transparente. A continuación añadimos los pimientos y cocinamos hasta que estén bien blanditos. Por útlimo, añadimos el pollo que, al estar cortado en tiras pequeñas, se hará en seguida. Mezclamos bien y ya lo tenemos listo.

6. Ahora solo queda calentar los panes de pita y rellenar. Para ello primero tenemos que abrir los panes por uno de los laterales hasta la mitad más o menos, es decir, hacemos un hueco para introducir los ingredientes pero no lo partimos en dos mitades, no llegamos hasta el final. Los humedecemos ligeramente con unas gotitas de agua y los introducimos en la tostadora. 

7. Una vez calentitos, los rellenamos con una cucharada de salsa de yogur, pollo y pimientos y coronamos con un poquito más de salsa. ¡A disfrutar!


6 comentarios:

  1. Muy rico!!! Si es que los panes de pita se prestan para muchas cosas, la verdad es que el relleno mexicano le ha quedado muy bien. El nombre es perfecto!! Expresa lo que es!! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja! Sí! Para el nombre no me maté demasiado que digamos! :p

      Eliminar
  2. Muy buena combinación, igual pronto la vemos en los mejores restaurantes del ramo, los grandes inventos suelen surgir así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje! Hombre no creo que tanto tanto, pero para apañar una cena rápida en casa está genial!

      Eliminar
  3. Hola!! que bueno está, si supieras la de tiempo que hace que no lo como, pues me has despertado las ganas de prepararlo, muy rico!! un besin y feliz domingo
    Silvia

    ResponderEliminar
  4. Y tan bueno Silvia! Y se prepara en nada así que no tienes excusas! ;)

    ResponderEliminar